Comprueba si tienes una fuga de agua en casa

Hay que seguir los siguientes pasos:

1. Identifica cuál es la posición de tu contador de agua.

2. Verifica que el contador funciona correctamente. Dejando abierto un grifo de tu vivienda o local, el contador debe registrar movimiento. Es decir, la aguja roja de la esfera grande o la última cifra roja, en el caso de contadores electrónicos, debe moverse en sentido ascendente.

3. Mantén el grifo abierto, cierra las llaves de paso del contador y comprueba que éste no registra ningún movimiento.

4. Con la llave de paso del contador abierta y los servicios de la vivienda o local cerrados, durante aproximadamente una hora, observa si el contador ha registrado consumo de agua. En caso afirmativo, puede haber una fuga en tu instalación, ya que el contador sólo registra consumo si pasa agua.

"Queremos recordarte que es responsabilidad tuya la conservación y reparación de las averías en las instalaciones interiores, tal y como se recoge en el Reglamento del Servicio Metropolitano del Ciclo Integral del Agua (artículo 31 punto 4)".