Uso sostenible del agua

Los periodos de sequía afectan a los hábitos de consumo de la población y conciencian sobre un uso más racional y sostenible del agua.

Cuando el agua de los embalses se sitúa por debajo de cierto nivel, se corre el riesgo de que los recursos disponibles sean insuficientes para satisfacer las demandas de la población a corto plazo y que se produzcan restricciones en los usos. Las medidas de concienciación y fomento del ahorro han permitido que el consumo de agua se haya reducido progresivamente y así se han podido evitar restricciones en el suministro doméstico.

Consejos para ahorrar agua