null La lucha por el planeta empieza en casa
  • Colillas, bastoncillos, aceites y otros productos se vierten diariamente por los desagües de los hogares, un mal hábito con una costosa factura económica y medioambiental  

A veces necesitamos que sean los más jóvenes los que nos llamen la atención sobre prácticas que creíamos inocuas y que se han demostrado muy perjudiciales para nuestro ecosistema. Nuestros hogares también son el campo de batalla en la lucha para preservar el planeta. Si ya hemos empezado a reciclar el plástico, el papel y el vidrio, ¿por qué no evitamos usar el fregadero y el váter como los nuevos cubos de la basura en los que cabe todo?


Bastoncitos para limpiar los oídos, discos desmaquillantes, salvaslips, tampones, aceite, colillas, todo tipo de medicamentos, pañales... Este ejército de desperdicios, que es responsable del 75% de los atascos en los sistemas de alcantarillado, es lanzado diariamente por los desagües y los sanitarios de nuestras casas. Sólo en la ciudad de Barcelona se recogen unas 1.600 toneladas al año de este tipo de residuos de desbaste. Una cifra que se eleva hasta las 3.500 toneladas al año en el conjunto del área metropolitana. 


Algunos de estos productos contienen fibras sintéticas y sustancias nocivas que contribuyen a la contaminación de los ecosistemas con microplásticos, que acaban llegando al mar a pesar del tratamiento que reciben las aguas residuales. Uno de cada seis peces comestibles contiene microplásticos en el estómago, según el Instituto Español de Oceanografía. El Día Mundial del Saneamiento, que se celebra el 19 de noviembre, es una buena ocasión para concienciarnos sobre esta problemática, que tiene un coste importante en agua, energía y degradación del medio ambiente. Sólo en España se calcula que causa pérdidas por un total de 200 millones de euros (entre 500 y 1.000 millones en el conjunto de Europa). Todo ello encarece entre un 4% y un 6% la gestión del ciclo integral del agua y eleva en un 18% los gastos de mantenimiento de las depuradoras.


El director de Explotación de Saneamiento de Aigües de Barcelona, Javier Santos, advierte que los citados residuos son responsables del 75% de los atascos en los sistemas de bombeo y pretratamiento de las depuradoras. Las fuertes lluvias incrementan las incidencias al provocar un efecto arrastre de todos los residuos acumulados en el alcantarillado y los colectores. El activismo comienza en casa. Escuchemos a los más jóvenes.

Haz clic aquí para ver el vídeo en Facebook de La Vanguardia contra los vertidos en el váter.

Comunicació Aigües de Barcelona

Email: comunicacioab@aiguesdebarcelona.cat

Teléfono: 93 342 24 00