angle-left null El váter no es una papelera: la campaña contra el vertido de toallitas llega a Montcada i Reixac

Aigües de Barcelona ha presentado este fin de semana en Montcada i Reixac la campaña 'Stop toallitas en el váter', una iniciativa que pretende concienciar a la ciudadanía de los problemas que causa el vertido de las toallitas y productos de higiene personal en el inodoro, y obtener resultados medibles en términos de reducción de las averías que provocan las toallitas vertidas a la red de saneamiento.

Laura Campos, alcaldesa de Montcada, y Eduard Bosch, director de zona Besòs de Aigües de Barcelona, estuvieron presentes en la acción del sábado pasado, en la que se repartieron cerca de 4.000 de papeleras a todos los vecinos que se han acercado a la calle Mayor de la localidad. "Con la campaña Stop Toallitas el inodoro queremos concienciar que tirarlas al inodoro genera una grave problemática económica y medioambiental", reconoció Eduard Bosch.

Esta acción se presenta tras el éxito de la celebrada el año pasado en los municipios de Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramenet y en tres distritos de la ciudad de Barcelona -Sant Martí, Sant Andreu y Nou Barris- que tienen la EDAR Besòs como depuradora de las aguas residuales. Los resultados constataron el éxito de la campaña. Los residuos tratados en la depuradora del Besòs han disminuido un poco más del 37% desde enero de 2016. En 2016 se generaron un total de 2.331.230 toneladas, en 2017 se redujeron a 2.098 millones y de enero a octubre de 2018 se han generado 1.463.840 toneladas.

En 2016 se celebró la primera edición de esta campaña a los 5 municipios que hacen llegar las aguas residuales a la EDAR Gavà Viladecans: Sant Boi de Llobregat, Gavà, Sant Climent de Llobregat, Viladecans y Castelldefels. La iniciativa permitió reducir el número de residuos vertidos a la depuradora en cerca de un 2,5%: así, se pasó de 265,22 toneladas de residuos procedentes del pretratamiento, en los primeros nueve meses de 2016, a 243, 64 toneladas en los primeros nueve meses de 2017.

Un grave problema para el medio ambiente

El vertido de toallitas en el inodoro genera importantes problemas en las depuradoras y en la operativa de Aigües de Barcelona. De hecho, el 46% de las emergencias registradas por la compañía durante 2015 tenían relación con estas toallitas. En 2014 se vertieron los inodoros de los 36 municipios del área metropolitana de Barcelona más de 4,4 millones de kilos de desechos, casi 1,4 kilos por habitante. Además, 8 de cada 10 servicios de limpieza de tuberías son por atascos provocados por las toallitas húmedas. En las comunidades de vecinos, estas reparaciones cuestan un mínimo de 300 euros.

Las toallitas húmedas están hechas con fibras muy resistentes, aunque el envase indique que son biodegradables. Tardan mucho más en deshacerse de que el papel higiénico y se enredan con otros residuos que tampoco han de ir al baño, como cigarrillos, tampones, bastoncillos de algodón o compresas, y provocan importantes averías en las instalaciones de saneamiento, como son las estaciones depuradoras. La campaña 'Stop toallitas. El váter no es una papelera 'quiere concienciar a la ciudadanía de los problemas que causa el vertido de las toallitas y productos de higiene personal que llegan a las depuradoras metropolitanas, y contribuir a un cambio de hábitos beneficioso para el medio ambiente.

Comunicació Aigües de Barcelona

Email: comunicacioab@aiguesdebarcelona.cat

Teléfono: 93 342 24 00