Central Cornellà

Construida hace más de cien años, la Central Cornellà es la estación de bombeo más importante de Aigües de Barcelona.

En 1909 se inauguró la Central Cornellà para asegurar el suministro de agua a la ciudad de Barcelona, que crecía con la urbanización del Ensanche. En 1909 se inauguró la Central Cornellà para asegurar el suministro de agua a la ciudad de Barcelona, que crecía con la urbanización del Ensanche. En 1909 se inauguró la Central Cornellà para asegurar el suministro de agua a la ciudad de Barcelona, que crecía con la urbanización del Ensanche.

La Central Cornellà fue la primera instalación para extraer agua del acuífero del río Llobregat, que después se bombeaba desde sus tres pozos a los depósitos de altura de Esplugues de Llobregat y Collserola. Hoy son 31 los pozos que se gestionan en la central.

En los años cincuenta llegó a suministrar el 87,5% del agua de Barcelona, pero el aumento de población obligó a buscar otras fuentes para garantizar el suministro a la ciudad. Actualmente, los acuíferos subterráneos de la Central Cornellà solo representan el 10% del suministro total de agua, que antes de transferirse a la red de abastecimiento pasa por la planta potabilizadora de Sant Joan Despí. Eso sí, en situaciones excepcionales podría cubrir hasta el 40% de las necesidades de agua de Barcelona y el área metropolitana.