Fuentes de abastecimiento

Cada día en Barcelona y su área metropolitana se consumen 680 millones de litros de agua potable, el equivalente a más de 300 piscinas olímpicas. En Aigües de Barcelona damos respuesta a esta necesidad abasteciéndonos de recursos procedentes de fuentes superficiales (de los ríos, embalses), subterráneas (acuíferos y pozos) y, en menor medida, marinas.


Fuentes superficiales

Cuenca del río Llobregat

El agua superficial captada de esta fuente tiene una mineralización elevada y contiene microcontaminantes orgánicos e inorgánicos. Mediante un tratamiento intensivo y sofisticado en las estaciones potabilizadoras (ETAP) de Sant Joan Despí y Abrera se transforma en agua potable.

Cuenca del río Ter

El agua del río Ter y se potabiliza en la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de Cardedeu. Tiene una concentración salina moderada, una ligera presencia de bacterias y poca contaminación orgánica gracias a la autodepuración natural que se produce en los embalses.

 


Fuentes subterráneas

Estación de Tratamiento del Besòs

Del río Besòs captamos agua procedente de un pequeño acuífero. Se potabiliza en la estación de tratamiento del Besòs mediante técnicas innovadoras de nanofiltración y ósmosis inversa, las más adecuadas para tratar este tipo de agua subterránea, con elevado contenido en sales y presencia de contaminación orgánica.

Acuífero del delta del río Llobregat

El agua captada del acuífero subterráneo de la cuenca del Llobregat se potabiliza en la ETAP de Sant Joan Despí, donde se aplican tratamientos y tecnologías de última generación, como el ozono, el carbón activo o la ósmosis inversa, que garantizan su inmejorable calidad. Esta planta, además, aplica otros procesos innovadores para gestionar los fangos residuales, mejorar la eficiencia energética o prevenir la generación de residuos.


Fuentes marinas

Instalación de Tratamiento de Agua Marina (ITAM) del Llobregat

Con el fin de poder responder a la demanda de agua en episodios de mayor demanda llevamos a cabo un proceso de desalinización del agua marina en esta instalación. El 1% del agua que gestionamos en Aigües de Barcelona tiene este origen.