Distribución

La distribución del agua se hace desde el Centro de Control Operativo. Se hace a través de una red de más de 4.500 km de tuberías monitorizadas en continuo y controlada las 24 horas y 365 días al año desde el Centro de Control Operativo. La previsión de la demanda permite anticiparnos a las necesidades para que cada vez que alguien abre el grifo tenga el agua que necesita.

Centro de control operativo en Collblanc

El centro de telecontrol funciona las 24 horas del día los 365 días del año.

Centro de control operativo en Collblanc

El centro de telecontrol, con las más de cien estaciones remotas, permite controlar a distancia las centrales de elevación del agua, los depósitos de almacenamiento, las tuberías de transporte y las válvulas de regulación y, además, localizar posibles fugas en la red de suministro. También evita las variaciones de presión extremas, prevé las anomalías del servicio y limita las fugas.

La previsión de la demanda de cada zona se obtiene mediante un modelo matemático que cruza datos de consumo real con datos históricos de variables muy diversas: la estación del año, el día de la semana, la hora del día, la temperatura, la previsión meteorológica, etc.

  • Averías y mantenimiento

    Avaries i manteniment

    Más de 300 operarios de los centros de operaciones trabajan para resolver cualquier incidencia.

    Los centros de operaciones resuelven en el menor tiempo posible cualquier incidencia que se produzca en la calle, a cualquier hora del día y cualquier día del año. También trabajan para evitar futuras averías, por ello cada equipo dispone de un plan diario de mantenimiento preventivo de tuberías, depósitos, instalaciones de elevación y otros dispositivos de la red de distribución del agua.

    plegar
  • Controles y previsión de anomalías

    La red de estaciones de alerta del río Llobregat detecta con antelación si hay cualquier anomalía en la calidad de las aguas que recomiende dejarla pasar y utilizar temporalmente otros recursos.

    Controls i previsió d'anomalies

    El aumento de caudal de los ríos debido a las lluvias a menudo provoca aluviones que impiden el aprovechamiento del agua.

    Cuando se produce una riada en el Llobregat, la planta de tratamiento deja de captar agua superficial de este río. Entonces, el equipo técnico del centro de control realiza las maniobras necesarias para llevar agua potable desde otros orígenes.

    Una red de pluviómetros distribuidos por la cuenca del río proporciona información en tiempo real sobre las lluvias y, por tanto, sobre el comportamiento de los caudales del río. Asimismo, se reciben imágenes y mapas meteorológicos de los satélites Meteosat y NOAA, y de los centros europeos de predicción.

    plegar