Sistema hidráulico

Aigües de Barcelona aprovecha al máximo los recursos disponibles, tanto los que provienen del agua superficial (embalses) como los del agua subterránea (acuíferos).

El nivel del agua que acumulan los embalses se utiliza como indicador principal del riesgo de sequía. El nivel del agua que acumulan los embalses se utiliza como indicador principal del riesgo de sequía.

Los embalses son la pieza clave en la gestión de los recursos hídricos regionales, ya que permiten regularlos y acumularlos en épocas de abundancia para utilizarlos posteriormente en épocas de escasez.

El agua acumulada en los embalses se utiliza básicamente para consumos industriales, energía hidroeléctrica, riegos y usos domésticos. En el sistema Ter-Llobregat es la Agencia Catalana del Agua la que decide la cantidad de agua destinada a cada uno de esos usos.