El blog de Aigües de Barcelona

Donde podrás estar al día de todas las novedades sobre tu agua

Para una buena hidratación, recuerda beber agua

Más de la mitad de nuestro peso corporal es agua, y en los niños, esta proporción es aún más alta. El agua es el principal componente de la sangre y los diferentes tejidos y órganos, y por tanto, es un elemento imprescindible para que nuestro organismo funcione de forma correcta.

Con la llegada del verano y el buen tiempo nuestro ritmo de vida cambia: hacemos más actividades al aire libre y nos movemos más. Esto, sumado a un aumento de la temperatura, y en algunos lugares acompañado también de un mayor grado de humedad, hace que el gasto hídrico de nuestro cuerpo aumente. El calor, la humedad y el ejercicio físico hacen que el organismo requiera, en general, más hidratación para seguir funcionando correctamente. Por este motivo, siempre, pero sobre todo en verano, resulta importante prestar más atención a la hidratación e incrementar la ingesta de líquidos para recuperar las pérdidas de agua del organismo.

Es indispensable que, para mantener un buen nivel de hidratación, se consuma agua cada día. En función de la edad, el peso, el ejercicio físico, el calor y la humedad del ambiente, se necesitará beber más o menos líquidos, pero de forma general, las autoridades sanitarias siempre recomiendan beber alrededor de 2 litros de agua diarios. Por eso, esperes a tener sed para beber agua, puede ser demasiado tarde.

Hay otras cosas que puedes hacer para hidratarte, como por ejemplo comer alimentos o frutas ricas en agua como la sandía, melón o piña. Y no olvides que no todos los líquidos son buenos para hidratarse, al contrario, por ejemplo, ingerir bebidas alcohólicas produce el efecto contrario. Recuerda también evitar, si es posible, estar al sol en las horas de más calor y evitar exposiciones largas.

Desde Aigües de Barcelona, somos conscientes de la importancia de poder consumir agua de calidad en cualquier momento, por eso siempre garantizamos el suministro aplicando las tecnologías y los sistemas de control más punteros para obtener agua de consumo de la mejor calidad para que todo el mundo pueda mantener una buena hidratación durante todo el año.