El blog de Aigües de Barcelona

Donde podrás estar al día de todas las novedades sobre tu agua

Siempre estaremos al lado de las personas

Aigües de Barcelona ha impulsado una nueva Tarifa Social, como mecanismo estructural con la misma finalidad que el Fondo de Solidaridad: facilitar el pago del recibo del agua de los hogares en situación de vulnerabilidad.

Aigües de Barcelona, en su compromiso histórico por estar al lado de las personas, consciente de la situación de dificultad de muchas familias derivada de la anterior crisis económica, puso en marcha el Fondo de Solidaridad en 2012. Este mecanismo tenía dos finalidades: ayudar a pagar el recibo del agua a personas en situación de vulnerabilidad y garantizar el suministro de aquellos hogares que no podían hacer frente a ese gasto, ya que no existía ninguna ley que protegiera del corte de suministro en caso de impago.

Dicho fondo, gestionado en coordinación con los servicios sociales de los municipios del área metropolitana suministrados por Aigües de Barcelona, bonificó la factura del agua a más de 46.000 familias en situación de vulnerabilidad, con una inversión superior a los 20 millones de euros. La persistencia de la crisis económica durante la década anterior hizo que la mayor parte de los beneficiarios del Fondo de Solidaridad no hayan salido de ese mecanismo de ayuda social.

La creación del Fondo de Solidaridad supuso un paso adelante de la compañía por proteger a las personas que más lo necesitaban, dada la inexistencia de ningún mecanismo público de protección. Casi una década después, Aigües de Barcelona ha impulsado una nueva Tarifa Social, como mecanismo estructural con la misma finalidad que el Fondo de Solidaridad: facilitar el pago del recibo del agua de los hogares en situación de vulnerabilidad.

Además de la Tarifa Social, Aigües de Barcelona quiere seguir dando oportunidades a las personas en situación de vulnerabilidad a través de programas de acción social enfocados al empleo. Esto supone hacer evolucionar la ayuda asistencial que suponía el Fondo de Solidaridad hacia el empoderamiento de las personas, para que tengan más oportunidades de entrar en el mercado laboral.

La compañía es consciente del contexto actual, marcado por la pandemia, con muchas personas sufriendo las consecuencias de esta crisis, económica, social y sanitaria. Por eso ha dado un paso adelante para avanzar en la recuperación y reconstrucción poscovid-19, y está trabajando para impulsar el diálogo y el pacto social que permitan encarar la recuperación, poniendo el foco en tres ejes: solidaridad, empleo de calidad y reconstrucción verde e inclusiva.

Hay que ir un paso más allá, actuar como un agente transformador social y sostenible, porque ambos conceptos van de la mano. Y esto se traduce en el impulso de la acción social, con la que la compañía reinvertirá progresivamente los esfuerzos iniciados con el Fondo de Solidaridad en acciones de tipo social dirigidas a fomentar la empleabilidad, reducir las desigualdades y promover una sociedad más justa.

 

Iniciativas Sociales

Como iniciativas sociales de la compañía destaca, por ejemplo, el proyecto ONA (de la sigla en catalán para Empleo, Necesidades Básicas y Empoderamiento), desplegado junto con Cruz Roja, con el objetivo de empoderar a las personas beneficiarias de la Tarifa Social con un programa innovador y transformador, de dos años de duración, que combina la cobertura estable de las necesidades básicas con un programa específico de mejora de la empleabilidad y el desarrollo de competencias.

Por otro lado, el programa de las Becas “Joves talents” tiene como objetivo fomentar el desarrollo formativo para jóvenes estudiantes con gran potencial académico, pero con una situación socioeconómica precaria, en los vectores de transformación de la sociedad y de la empresa (Digital, Innovación, Sostenibilidad y Social).

Asimismo, Territori Social es un programa de alto impacto social cualitativo, de entre uno y dos años de duración, que tiene por objetivo cocrear proyectos de transformación social en el territorio con los ayuntamientos y líderes comunitarios de los municipios que luchen contra el paro de las personas más vulnerables, en situación de paro de larga duración.

El programa Green Jobs pretende mejorar el empleo y empleabilidad de la juventud en situación de vulnerabilidad y que ha abandonado los estudios, de la mano de un itinerario formativo centrado en green jobs y cocreado con las entidades sociales y entes locales.

Existen otros ejemplos como el proyecto A-porta. Se trata de una iniciativa de la Confederació d’Associacions Veïnals de Catalunya (CONFAVC) que busca formar y empoderar a líderes vecinales para que puedan asesorar y acompañar, en materia de pobreza energética, a personas en situación de vulnerabilidad de su comunidad.

Las alianzas con entidades del Tercer Sector Social son un pilar fundamental en el desarrollo de la acción social de Aigües de Barcelona, ya que permiten abordar los grandes retos de la sociedad de una manera eficaz, mejorando la calidad de vida de las personas y su entorno. Los 23 proyectos sociales finalistas en los que colabora Aigües de Barcelona pretenden fomentar el empleo y la inserción laboral, aumentar las oportunidades educativas de las personas en situación de vulnerabilidad y cubrir las necesidades básicas de las personas en situación de pobreza durante los procesos de inserción sociolaboral.

Con la evolución del Fondo de Solidaridad, Aigües de Barcelona quiere dar un paso adelante, actuar como un agente transformador social y sostenible, y fortalecer la acción social a través del empoderamiento de quienes más lo necesitan. Siempre, al lado de las personas.