El blog de Aigües de Barcelona

Donde podrás estar al día de todas las novedades sobre tu agua

Carreras sostenibles, ciudades sostenibles

Repensar qué hacemos y si podemos hacer algo para reducir nuestra huella. Si el cambio es colectivo y sostenido en el tiempo, el éxito estará asegurado.

Durante toda la vida, participamos de acontecimientos sociales. Contribuyen a crear pertenencia de grupo, ya sea en ámbitos familiares, asociativo, local o de ocio. Nos definen culturalmente y son síntoma del estado de salud de las estructuras sociales que creamos. Cuánta más tradición e historia tiene una sociedad, más son las actividades en las que participan sus miembros.

Actualmente, y dado el contexto en el que nos encontramos, con un clima cambiante y una saturación de residuos, en especial de residuos plásticos, tenemos el reto de seguir manteniendo estos actos, pero hacerlos sostenibles Y para conseguirlo, hacen falta cambios individuales y colectivos considerables: hay que modificar comportamientos para contribuir a construir ciudades más sostenibles, más habitables.

Desde Aigües de Barcelona, hace tiempo que iniciamos una línea de colaboración con los grandes acontecimientos de la ciudad para concienciar y hacerlos más respetuosos con el medio ambiente. Acontecimientos como el Maratón de TV3, la Ciutat dels Somnis  (antiguo Salón de la Infancia) o el Cross Escolar ya han contado con nuestra presencia.

Donde más se ha visualizado esta presencia ha estado en el ámbito de las carreras, acontecimientos deportivos que convocan miles de runners cada año en Barcelona y su área metropolitana. Actualmente, ya hemos consolidado nuestra presencia en ocho de las carreras más importantes en este territorio, que reúnen en total más de 65.000 participantes. Se trata de las carreras de La Mercè, la de los Bomberos de Barcelona, la Barcelona Magic Line, la Badalona Magic Line, Jean Bouin, la de la Asociación Española contra el Cáncer, la Carrera de Sant Antoni y la Carrera Nocturna de Hospitalet del Llobregat.

En todas ellas, hemos instalado puntos de hidratación en los cuales dispensamos agua del grifo en vasos biodegradables, para contribuir a la reducción de residuos. Además, en diferentes ocasiones se ha acompañado otras acciones de sensibilización, como por ejemplo, el reparto de cantimploras de vidrio. Esta medida ha sido aplaudida desde diferentes entornos y ha contribuido a cambiar muchos hábitos, no solo a la competición misma, sino ya al entorno doméstico y profesional de quien ha participado en alguna de las carreras.

Y no solo esto. Hemos contabilizado el ahorro por el que hace huella hídrica y de CO₂ y los resultados son importantes. En cuanto a residuos, solo con incorporar fuentes y vasos biodegradables en estas ocho carreras, hemos conseguido dejar de utilizar 400kg de plástico, el equivalente a 15.400 kg de CO₂. que traducido en ahorro de toneladas CO2 suponen ¡11,30 tn de CO2.!

Esta es la vía: repensar qué hacemos y si podemos hacer algo para reducir nuestra huella. Si el cambio es colectivo y sostenido en el tiempo, el éxito estará asegurado.