El blog de Aigües de Barcelona

Donde podrás estar al día de todas las novedades sobre tu agua

Cómo funciona una depuradora

¿Qué sabes de lo que ocurre cuando el agua del grifo se va por el desagüe? Es agua usada, agua sucia, pero que debidamente tratada puede volver a su medio sin carga contaminante, o bien ser reutilizada. Agua que es una prioridad para Aigües de Barcelona.

La depuración del agua es una misión clave para nosotros, y las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) juegan un papel fundamental. Desde Aigües de Barcelona y en colaboración con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) se gestionan 7 EDAR: Besòs, Baix Llobregat, Gavà-Viladecans, Sant Feliu, Montcada i Reixac, Begues y Vallvidrera.

A estas instalaciones va a parar el agua recogida en la red de alcantarillado. Para sanear el agua se llevan a cabo tratamientos básicos como la eliminación de sólidos para que sea más transparente, o la metabolización para eliminar materia orgánica disuelta, la cual se realiza con microorganismos que posteriormente se eliminan dejando reposar el agua en tanques con el fin de que se depositen en el fondo.

Gracias al efecto de estos tratamientos se obtiene agua depurada, que se puede verter al medio natural sin producir efectos negativos. En caso de que deba reutilizarse, en la misma EDAR se realizan tratamientos adicionales. Por ejemplo, para ser reutilizada en prácticas agrícolas o como combustible en cementeras, los “fangos” del agua debe ser tratados. Se denomina “fangos” a los sólidos retirados en la primera decantación y a los microorganismos restantes del primer tratamiento. De esta manera, el agua que se obtiene puede ser 100% aprovechable.

En algunas depuradoras, como es el caso de la EDAR del Baix Llobregat, se llevan a cabo tratamientos de digestión anaeróbica, mediante los que los microorganismos metabolizan la materia orgánica sin presencia de oxígeno. Este proceso produce gas metano, un biogás que puede emplearse como combustible para obtener energía. Este tipo de energía producida puede usarse en la misma EDAR o venderse a la red eléctrica.

La EDAR de El Prat de Llobregat es una de las más grandes y modernas de Europa. Puede tratar 315.000 m³/día, el equivalente al uso de agua de más de 1.700.000 habitantes. La depuradora incluye una de las estaciones de regeneración de agua más importantes del mundo, que aplica distintas tecnologías como los tratamientos de ultrafiltración y ósmosis. La calidad del agua obtenida es tan alta que se puede infiltrar en el acuífero del Llobregat sin efectos negativos. La capacidad máxima de producción de agua regenerada es de 100 millones de litros al año para distintos usos, como riego agrícola, uso ambiental, usos municipales, usos industriales y un largo etcétera.