Agua para ciudades saludables y sostenibles

Responsive image

Somos conscientes del papel que Aigües de Barcelona desempeña dentro de la sociedad. Suministrar agua es la base de lo que hacemos, pero nuestra responsabilidad con los municipios a los que prestamos servicio va mucho más allá.


No se trata solo de llevar agua saludable a los hogares, sino de hacerlo respetando el entorno y comprendiendo las necesidades de la ciudadanía. Se trata de trabajar para que las ciudades sean lugares más saludables y sostenibles.

Uno de los retos clave para alcanzar este horizonte es la lucha contra el cambio climático, un problema que requiere la acción de todos. Desde Aigües de Barcelona fomentamos prácticas para minimizar el impacto de nuestra actividad en el entorno.

Reducción de emisiones

Las emisiones de gases con efecto invernadero son uno de los principales agravantes del problema. Por esta razón, apostamos por las energías renovables para reducir el consumo de electricidad y combustibles fósiles.

 

Movilidad sostenible

Damos soporte a iniciativas de movilidad sostenible, como la implementación del coche eléctrico, entendiendo que las emisiones derivadas de los vehículos que usamos representan una parte importante de nuestra huella de carbono.

Optimización de recursos

Otra forma de reducir el impacto de nuestra actividad en el entorno es diseñar procesos más eficientes. Para ello, apostamos por los principios de la economía circular, fomentando procesos que permitan convertir los residuos en recursos, generando energía renovable.

El Centro de Control Operativo de Aigües de Barcelona es una pieza esencial en la gestión responsable de nuestra actividad desde una perspectiva ambiental. En este centro supervisamos, de forma ininterrumpida, parámetros clave del servicio de abastecimiento, como aspectos de calidad y de gestión de incidencias. Asimismo, buscamos la optimización de los recursos hídricos que gestionamos y la eficiencia en el consumo energético.