El blog d'Aigües de Barcelona

On podràs estar al corrent de totes les novetats de la teva aigua.

Empiezan las pruebas para la mejora ambiental del tramo final del río Llobregat

Entre el 1 de junio y el 31 de julio se aportará agua regenerada desde el azud de Molins de Rei, proveniente de la Estación de Regeneración de Agua de la depuradora del Llobregat. La medida incrementará el caudal del río y servirá para analizar los beneficios medioambientales de la aportación de agua regenerada en el tramo final del Llobregat.

Esta semana han comenzado las pruebas destinadas a mejorar la calidad medioambiental del río Llobregat, en su tramo final. Entre el 1 de junio y el 31 de julio se aportará agua regenerada al río desde el azud de Molins de Rei, con el objetivo de evaluar las posibles mejoras en la calidad del agua de este curso fluvial. Se prevé, por tanto, que el 50% del caudal del río Llobregat desde Molins de Rei hasta su desembocadura, sea de agua regenerada producida en la Estación Regeneradora de Agua (ERA) de la depuradora del Llobregat. La medida, impulsada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, será implementada a través de la Agencia Catalana del Agua (ACA) y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), ​​con la colaboración del Departamento de Salud y del operador Aigües de Barcelona.

Mejora cualitativa

Se llevará a cabo una campaña de monitoreo para hacer un seguimiento de la calidad del río a raíz de la aportación del agua regenerada en el tramo final del río. Hay que tener en cuenta que la medida está contemplada en el convenio firmado por el ACA y el AMB, a principios de 2018, para potenciar el uso del agua regenerada en el tramo final del Llobregat y que da continuidad a los trabajos llevados a cabo por un comité de doce expertos constituido a finales de 2018, con el objetivo de estudiar la aportación del agua regenerada como una medida para incrementar los caudales y la disponibilidad de los recursos hídricos en el tramo final del río.