El blog d'Aigües de Barcelona

On podràs estar al corrent de totes les novetats de la teva aigua.

Preparados para no detenernos nunca 

El mundo ha cambiado. Un virus ha modificado nuestros hábitos, nuestras rutinas, e incluso, ha alterado el funcionamiento de escuelas, comercios y transportes. Pero ha habido algo que se ha mantenido igual que antes de que llegara la covid: cuando abres el grifo sigue saliendo agua. Y esto ha sido gracias al compromiso, la profesionalidad y la predisposición de los trabajadores y trabajadoras de Aigües de Barcelona, tanto de los que se quedaban en casa teletrabajando como de los que cada día salían a la calle para garantizar un servicio esencial para la ciudadanía.

Conscientes de la importancia de garantizar un servicio como el del agua, desde un primer momento, Aigües de Barcelona adoptó las medidas necesarias para garantizar el suministro, implantando el teletrabajo y asegurando el funcionamiento de las infraestructuras estratégicas.

Una de las acciones más innovadoras fue la presencia permanente de trabajadores y trabajadoras en las instalaciones más importantes. El objetivo era mantener la seguridad y salud de los trabajadores, y así garantizar el normal funcionamiento de servicios esenciales como el suministro de agua y el saneamiento. El personal (todo de carácter voluntario) se confinó en las plantas, instalado en autocaravanas en turnos de quince días, en una medida que duró prácticamente dos meses.

También hay que destacar el trabajo realizado por el equipo de operaciones territorial, que, durante todo el estado de alarma y el confinamiento, continuó a pie de calle para hacer frente a posibles incidencias en el servicio. Así como el trabajo de las personas que estuvieron físicamente en Collblanc, por ejemplo en el laboratorio o el CCO, y de los trabajadores y trabajadoras que estuvieron haciendo teletrabajo, garantizando, desde sus ámbitos, el normal funcionamiento de todas las áreas.

Una gran labor de equipo que ha permitido ofrecer un servicio de agua con la misma calidad de siempre, sin que los ciudadanos hayan notado ninguna diferencia.

Cuando estamos entrando en la llamada “nueva normalidad” y muchos ya piensan en las vacaciones de verano, es bueno mirar atrás y no olvidar lo que hemos vivido en los últimos meses, y reconocer la labor de todas las personas que han trabajado día a día para superar la situación. En Aigües de Barcelona, ​​¡estamos preparados para no detenernos nunca!